Aislamiento

Solo, en el  refugio de mi persona
Sumergido en un océano negro
Cuando la lluvia cae y torna en negro
mi alma, la lluvia pudre mi persona

Dejando partes de mi por la zona
Aislado de mi mismo sin ser integro
Los colores se van, dejando al negro
Ser parte de mi alma y de mi persona

El color negro es soledad, dolor
Y Aislamiento al separarme del mundo
La representación de todo temor

El aislamiento ha sido el agresor
que nos ha dejado en lo más inmundo
Sin sentir esperanza y ajeno calor

Fantasma

En medio de un páramo desolado
Y con la carga del mundo en mis hombros
atravesando todos los escombros
de mi mundo que creí haber creado

La oscuridad me tiene cegado
la soledad me deja sin asombros
Siento dolor y me pesan los hombros
Todas mis sentimientos se han enfriado

A veces me siento como fantasma
Gritando, pero es mi voz que responde
La tristeza se mueve por mi plasma

A veces me siento como fantasma
Llorando, pero nadie me responde
¡Existo! ¡Aquí estoy! ¡ No soy un
fantasma!

Fragilidad

Me rompe la suave brisa del viento
Pensé ser un golem, pero soy cristal
Las distancias me dejan sin aliento

Estoy fuera de mi estoy en mi mundo astral
Mi alma se puede romper en pedazos
Mi voz se extingue por culpa del bozal

La soledad atraviesa mis brazos
Tengo como nombre a la fragilidad
Pero no soy frágil, tengo los lazos

Con el mundo que atan mi debilidad
Y los trozos de mi espíritu roto
Destrozado por la infinita crueldad
De los humanos con corazón roto

El rey de los tontos

El rey de los miserables miraba
las calles de su reino destrozado
su culpa lo seguía en donde andaba

Fracaso dice en todo su bordado
La corona no tenía incrustados
Pero si tristezas en el chapado

Su rostro solo conoce el enfado
Se sienta en el trono de sus fracasos
sus sueños son la fuerza del cayado

El rey que está en sus últimos ocasos
Pobre rey de los tontos, en su trono
Viendo el espejo al hombre con un tono
de lástima al hombre de los fracasos

Palabras ajenas

Me guarde unas palabras para ti
Palabras que ahora buscan libertad
Se escabullen para buscarte a ti

Sentimientos que buscan la claridad
Sentimientos que se aferran al amor
que una vez quitaron mi debilidad

Pero ahora solo me traen dolor
La hora de dejarlas ir a llegado
Las dejo ir en versos como buen autor

Extraño todo lo que hemos charlado
Ahora todo es un eco del tiempo
Como los recuerdos que hemos creado

Nuestras voces iban al mismo tempo
Adivinaba que ibas a decir
Pero nuestras almas van en destiempo

Fuimos uno y nos podíamos diluir
Entre nosotros solo hay un vacío
Que divide a dos tierras por su fluir

Al final te falle como impío
Y al verte desde lejos te voy a negar
para que tu luz no me vuelva a alumbrar
A mi demacrado rostro sombrío



Avellana

Ojos color de dulce de avellana
Mejillas de algodón de azúcar
Labios rojos como globos para inflar
Pelo de muñeca hecho de lana

Mirada con sabor de avellana
Mente profunda como el mismo mar
Voz como arpa que es capaz de curar
Brilla y reluce tu pelo de lana

Tu nombre tiene la extensión del mundo
Un mapa en que cada lunar es virtud
Tu mente es como el mar profundo

Eres única como un solo mundo
Llenas la tierra con tu juventud
Eres única y especial en el mundo

La niña

Te voy a contar en versos la historia
De la niña que perdió su sonrisa
Para dejarse llevar por la brisa
Pasando por la puerta ilusoria

En donde dejó perdida su euforia
Y también el sonido de su risa
Miraba la vida con tanta prisa
Sonreía, pero en su memoria

En la noche ella brillaba como luz
Ella resplandece como  astro
Ella es tan dulce como el orozuz

Ella se ve tan hermosa a contraluz
Al sonreír ella ya no deja rastros
De su tristeza cuando ella entra a la luz